Estás en: | Home
Loading
Sobre nosotros
Como usted, amamos la libertad.
Nos convoca su vigencia real, en cada instante, en cada vivencia, en cada convivencia, en cada sueño. Su valor esencial, la libertad y sus oportunidades, explica el sentido de una vida digna en el más acá. Y sin ella, a lo sumo como una ilusión el derecho a imaginar o creer en un más allá. Comunicar en libertad y por ella implica optar por un individuo hoy postergado, expulsado por momentos de sus derechos primigenios, naturales, los del estado de naturaleza del que hablaba John Locke. Del mismo modo en que un fortalecimiento del protoplasma republicano es esencial para la vida del ciudadano y sus derechos, una prédica y comunicación con la libertad como motor y meta permanente, es impostergable para devolver la esperanza a ese individuo en coma liberal, vital.

Varios aspectos de la realidad son desatendidos por la actual propuesta comunicacional. En ocasiones por segmentación del medio, o por conexión del medio con alguna propuesta particular, o por ser expresión de intereses de grupos, o porque el rating lo ordena. O porque cierta industrialización de las informaciones y noticias lleva a priorizar hoy una información para la masa, una información hacia el individuo en lugar de una información desde éste y sus circunstancias.

En esa reflexión, La Libertad Portal es un medio de comunicación que quiere trabajar con otros criterios. De post comunicación, de micro comunicación, trasgrediendo ciertos protocolos de agenda, de titulación y difusión de noticias, que en cada jornada deja a los ciudadanos, a los individuos, como objetos a través de quienes las noticias pasan, en lugar de resultar ellos, sus situaciones, sus intereses, el objeto principal por el cual la comunicación pasa su mirada y su edición.

Queremos mirar de otro modo. Aún desconociendo lo que “sugieren” los rating informativos, los urgentismos, los inmediatismos y cómo no las informaciones y coberturas políticamente correctas.
Sin dueños, ni patrones, ni empleados, vivir la libertad y escribir por ella. Somos la mirada que falta.

Más información (+)