Estás en: | Editorial
Loading
05-10-2012
Otro sapo para nuestra dieta

Por más boliche (o restaurante top de la ciudad vieja) que se tenga, por más buena voluntad, por más poder que se acumule, la desprolijidad de este gobierno en diseñar una maniobra desesperada para que no quedara desierta nuevamente la subasta de los aviones de Pluna, escapa a toda la imaginación o sentido común que uno tenga. Con el paso de las horas y de las informaciones que se traslucen, queda muy evidente que ante la falta de ofertantes, el gobierno transó con López Mena para tratar de evitar un bochorno político. En nuestra imaginación, a veces podemos caer en el error de creer que gobernantes que han llegado al poder con estrategias exitosas, que empresarios prestigiosos que llevan adelante empresas redituables, no pueden ser tan desprolijos en armar o construir fachadas para negocios de millones de dólares. Pero frente a los hechos de la reciente subasta de Pluna, donde se presenta un único ofertante que tunea su identidad, ofertante que además ha estado ligado a Buquebus, donde el gobierno le limpia el camino para los avales ante el Banco República, donde se estampa una foto en la prensa con todos los actores reunidos frente a una cordial mesa de un restaurante montevideano, uno puede percibir la desesperación y la improvisación de este gobierno que ha perdido el rumbo. Es triste darse cuenta que este gobierno que se cataloga a sí mismo de “progresista y popular”, invente una maniobra para sacarse de encima a los 900 funcionarios de la ex Pluna y a su vez querer hacer parecer la maniobra como una victoria política. Como nos quiso hacer creer el ministro Pintado en su exposición a los medios de comunicación. El presidente recurre habitualmente a la frase de que a veces hay que comerse algún sapo en situaciones difíciles. Parece que sus secuaces se alimentan de comidas más top y nos tiran con las sobras para taparnos la boca. Todavía hay muchas incógnitas para desentrañar en este asunto de los aviones, pero lo que queda claro es que para gobernar hay que tener un proyecto serio y no se puede andar dando manotazos de ahogado y tirando sapos para arriba en ese fango en que navega nuestro gobierno. Así es preferible ser vegetariano. Foto: detalle de original de El Observador.

©La Libertad Portal

Logueate para votar
Facebook icon
Debes estar logueado para poder comentar
Editorial | 09-03-2017
La interna colorada sufrió un duro revés debido al sonado caso del supuesto fraude del ex diputado suplente y ex secretario del Pa...
Editorial | 18-06-2013

Cuando hablamos que en nuestro Uruguay Natural, en materia de preservación del medio ambiente fallan los controles, no hay mejo...

Editorial | 08-06-2013

Punto 1 del comunicado de Plenaria Memoria y Justicia

En un país donde hay 10 mil presos y la mayoría de ellos son jóve...

Cambiar color del texto
>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>