Estás en: | Columnas -- Columna de Diego Martínez
Loading
17-09-2013
¿Quién se anima?

Por Diego Martínez

Hay situaciones que se repiten sin cesar, a diario, en partes de nuestro país, su capital Montevideo y áreas cercanas por ejemplo.

Una. Los rapiñeros y arrebatadores operan en general en moto. Van de a dos. Uno conduce, el otro roba. Por otro lado, ciento cincuenta motociclistas murieron en el primer semestre de este año en Uruguay. Sí, 150. El 66.7% de los fallecidos en accidentes de tránsito en ciudades, durante el primer semestre de 2013, está constituido por motociclistas. ¿Quién se anima a prohibir más de un pasajero por moto? Como en Honduras. U otras ciudades, Guatemala, Medellín. Por un plazo, a prueba, en ciertas localidades. Como sea. ¿Hay dudas que una medida de esas características abatirá de inmediato los índices de rapiñas y simultáneamente la mortalidad de motociclistas? ¿Quién se anima?

Otra. Vidrieras. Fachadas de comercios donde se maneja dinero habitualmente. Viene de señalar el Licenciado Robert Parrado (revista PóLIZA 113), que según como estén dispuestas las vidrieras de los comercios podrán constituirse en una barrera frente a los delincuentes, o por lo contrario, una oportunidad para estos. Ver “hacia afuera”, ¿hoy implica pueda verse “desde afuera”? ¿Quién se anima a resolver que esta situación se dilucide a favor de la seguridad de los comercios, sus empleados y sus clientes? Al respecto pues, parecería del caso conocer criterios y directivas desde quien detenta el monopolio de protección de la ciudadanía en cuanto a su seguridad, el Ministerio del Interior, en otras palabras o jergas, el ámbito responsable de la seguridad ciudadana.

Otra. Legítima defensa policial. Desde 2004, yace en carpetas del Archivo del Poder Legislativo, un proyecto de ley por el que varios diputados de la época propusimos que para el caso de violencia ejercida contra agentes policiales por más de un delincuente, se presumirá la legítima defensa. La propuesta apunta a agregar un elemento jurídico a favor de quienes combaten al delito, en muchas ocasiones en inferioridad numérica. Hoy la situación marca que un agente policial que deba atravesar por dicha circunstancia -enfrentarse a más de un presunto delincuente- tiene la carga de probar que cumplió con todos los requisitos de la legítima defensa si de su acción resultan víctimas. ¿Quién se anima a desarchivar ese proyecto?

Otra más. Tenencia de armas por personas con antecedentes debe ser delito. Días atrás se trató en nuestro Parlamento el proyecto de ley por el que se tipifican como delitos el tráfico, tanto internacional como interno, uso, fabricación y tenencia, no autorizados, de armas de fuego, municiones, explosivos y otros materiales relacionados. El proyecto –que aún debe pasar por nuevos trámites legislativos- implica un avance respecto a la normativa vigente que de alguna forma es omisa respecto a una realidad marcada por un impresionante mercado informal, paralelo, ilegal, de armas –en gran medida- al servicio del delito. Se tipifican nuevos delitos y penas, se establecen límites, que contribuirán a dificultar el acceso y uso de armas por la delincuencia. Pero es tal el conjunto de plazos que pueden sumarse (legislativos, de reglamentación, de regularización) para que las nuevas previsiones entren en efectiva aplicación, que parece tratarse de una norma para una realidad que llegará dentro de mucho tiempo. Y esa realidad, la inseguridad, ya está instalada y como todos sabemos condiciona nuestras vidas y nuestra libertad. Acá se trata de establecer ya, por una norma legal que bien puede aprobarse en plazos breves, que la tenencia y/o porte de armas de fuego, por personas con antecedentes penales, violentos o no, es delito con pena de prisión. Al respecto existe una iniciativa del presidente de diputados, Germán Cardoso. Aquí está el verdadero golpe a la delincuencia. ¿Quién se anima?

Podemos agregar nuevos temas, dos más, para ver quién se anima a abordarlos y con qué posición. Debatamos sobre los llamados “billetes espías” en lugares donde se manejan sumas de dinero atractivas para la delincuencia. También sobre la posibilidad de enviar sms al servicio 9.1.1.

¿Quién se anima?

Logueate para votar
Facebook icon
Debes estar logueado para poder comentar
| 20-01-2017

Por Diego Martínez

No hay dos mitades del Uruguay político. Hay un país hecho pedazos.

Eso que algunos poli...
| 20-09-2016
Por Diego Martínez

El FA se apronta para perder. La oposición, ¿se apronta para ganar?

Una alternativa creíble, con...
| 07-09-2016

Por Diego Martínez

Hay temas de los que no se habla, se habla poco, pero jamás se grita, por la oposición y menos por e...
Cambiar color del texto
>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>