Estás en: | Editorial
Loading
05-06-2013
Credibilidad en pedazos

Los medios le pegaron todo el día a la hinchada de Peñarol y resulta que ahora, los que rompieron todo en el centro eran grupos radicales de izquierda infiltrados, según el director nacional de policía Julio Guarteche. Como la violencia vende, en los informativos dedicaron más tiempo a fogonear sobre "los descerebrados aurinegros", que sobre el gran partido de fútbol que coronó a Peñarol campeón uruguayo.

No hubo quién no se rasgara las vestiduras acusando a los irresponsables y violentos de la hinchada aurinegra, que según todos los periodistas o mejor dicho opinólogos, o simples repetidores de noticias sin confirmar o comprobar, siempre son los manyas los indeseables que no saben festejar y merecen lo peor.

No faltó quién acusara a la dirigencia de Peñarol por no condenar los desmanes y mandaron a la calle a cuanto movilero encontraron, para tomar declaraciones a despistados transeúntes que hasta lllegaron a llorar ante cámaras, frente a las preguntas flechadas, buscando la carroña y las frases chatarra, que parece que dan rating.

Todos los diarios titularon acusando a los hinchas de producir los desmanes. En el fragor de tanta noticia basura que quisieron meternos, no repararon que la violencia había sido excesiva para un festejo y que además era muy extraño que hubieran atacado la Suprema Corte de Justicia. Las redes sociales tienen muchas virtudes, pero también nos llevan al defecto de hacer correr noticias sin verificar. La mayoría repite como lorito todo lo que les cae en sus casillas de twitter o de Facebook. Pero bueno, las redes sociales las alimentamos todos y es cuestión de cada uno ser responsable o ensuciar al primero que pinta. Los periodistas, en cambio, son profesionales. Cobran por su trabajo. Es su deber informarnos profesionalmente. Chequear las noticias, hurgar en las fuentes y desentrañar la profundidad de los hechos sin quedarse en la superficie. Claro que con el afán de vender chatarra, nadie se detiene a pensar un poquito, o sea nadie se detiene a hacer bien su trabajo y nos venden gato por liebre.

Según Guarteche, los grupos radicales aprovecharon el espectáculo deportivo como una distracción para ir contra la Suprema Corte de Justicia. “No tiene que ver con el fútbol, ayer demostraron una capacidad de organización desde el primer instante, inclusive ahora analizando los hechos, ya había gente reunida desde antes de terminar el partido, pero parecían ser parciales. Después, cuando se juntaron los verdaderos parciales, aprovecharon ese conjunto de gente para accionar de esa manera, durante un espacio corto de tiempo”.

Durante todo el día los peñarolenses, en vez de poder disfrutar el campeonato, fueron tachados casi de animales. En vez de salir orgullosos con la amarilla y negra a la calle, parece que tenían que ir pidiéndole disculpas a cuanto vecino o periodista se les cruzaba.

Ahora que la policía asegura que los desmanes fueron cometidos por grupos radicales de izquierda organizados, ¿cómo salen los medios a rebobinar todas las barbaridades que regaron durante el día de hoy? Seguramente seguirán como si nada e intentarán justificar lo que informaron o simplemente buscarán otro terreno fangoso donde depositar las noticias basura.



©La Libertad Portal

Logueate para votar
Facebook icon
Debes estar logueado para poder comentar
Editorial | 09-03-2017
La interna colorada sufrió un duro revés debido al sonado caso del supuesto fraude del ex diputado suplente y ex secretario del Pa...
Editorial | 18-06-2013

Cuando hablamos que en nuestro Uruguay Natural, en materia de preservación del medio ambiente fallan los controles, no hay mejo...

Editorial | 08-06-2013

Punto 1 del comunicado de Plenaria Memoria y Justicia

En un país donde hay 10 mil presos y la mayoría de ellos son jóve...

Cambiar color del texto
>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>