Estás en: | Ciencia y tecnología
Loading
27-04-2013
Nuestras Dollys fluorescentes

Científicos uruguayos han clonado al igual que la famosa oveja Dolly, a 9 ovinos en el campo del Instituto de Reproducción Animal Uruguay (IRAUy). Es más, son las primeras ovejas transgénicas nacidas en Uruguay y en Sudamérica. La diferencia con Dolly, es que nuestras ovejas, al ser expuestas a la luz ultravioleta, se convierten en ovejas fluorescentes de color verde.

Esta particularidad se debe a que nuestros científicos se han apoyado en los trabajos de los 3 premios Nobel de química de 2008, Osamu Shimomura, del Laboratorio de Biología Marina (MBL), Woods Hole, MA, EE.UU. y la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston, MA, EE.UU., Martin Chalfie, de la Universidad de Columbia, Nueva York, NY, EE.UU. y Roger Y. Tsien, del Instituto Médico Howard Hughes de la Universidad de California, San Diego, La Jolla, CA, EE.UU.

La brillante proteína verde fluorescente, (o GFP, por sus siglas en inglés, Green Fluorescent Protein) es una proteína producida por la medusa Aequorea victoria, que emite bioluminiscencia en la zona verde del espectro visible y se observó por primera vez en 1962. Desde entonces, esta proteína se ha convertido en una de las herramientas más importantes usadas en la biociencia contemporánea. Con la ayuda de la GFP, los investigadores han desarrollado maneras de ver los procesos que antes eran invisibles, como el desarrollo de las células nerviosas en el cerebro o cómo las células cancerosas se diseminan.

Premio compartido

El premio Nobel ha sido compartido, porque cada uno de los científicos aportó su esfuerzo y su visión para desarrollar esta proteína. Osamu Shimomura aisló la primera GFP de la medusa Aequorea victoria, que se desplaza con las corrientes de la costa oeste de América del Norte. Él descubrió que esta proteína reflejaba un color verde brillante bajo la luz ultravioleta. Martin Chalfie demostró el valor de GFP como un marcador genético luminoso para diversos fenómenos biológicos. En uno de sus primeros experimentos, coloreó seis celdas individuales en las transparentes lombrices Caenorhabditis elegans con la ayuda de la GFP. Roger Y. Tsien contribuyó a nuestra comprensión general de la fluorescente GFP. También extendió la paleta de colores más allá del verde, permitiendo generar diversas proteínas y células de diferentes colores. Esto ayuda a los científicos a seguir varios procesos biológicos diferentes al mismo tiempo.

El gen que codifica esta proteína, que ha sido utilizado en nuestras ovejas, se utiliza habitualmente en biología molecular como marcador. El descubrimiento y estudio de GFP representó un enorme avance para los investigadores, amplía la capacidad del microscopio óptico y otorga una nueva dimensión visible al ojo humano.

Para poder utilizar las diversas variantes de GFP en mamíferos, hubo que modificar algunas de las propiedades de la proteína original, variaciones que ahora se encuentran en todas las versiones más comúnmente utilizadas. En primer lugar, la maduración de la fluorescencia fue optimizada para su uso a 37ºC. También se incluyeron modificaciones para hacer el plegamiento de estas proteínas más rápido, para mejorar su fotoestabilidad y para reducir su sensibilidad al calor. Finalmente, el código genético de estas proteínas fue adaptado para optimizar su expresión en mamíferos.

El interés de nuestros científicos

“No usamos una proteína de interés médico para generar un medicamento porque queríamos poner la técnica a punto. Usamos una proteína que se expresa con un color verde porque es fácilmente identificable en los tejidos”, dijo Menchaca, uno de los uruguayos responsables del proyecto.

“Nuestro foco es generar conocimiento, publicarlo para que el resto de los científicos pueda tomar esa información como insumo y a la larga generar herramientas para que el ser humano pueda vivir mejor. La idea no es que nosotros salgamos a vender la tecnología”, explicó.

Según nuestros investigadores del IRAUy, esto es solamente el comienzo para llegar a tres funciones principales que son permitir incorporar características de interés provenientes de otra especie, producir proteínas en la leche, para elaborar medicamentos a más bajo costo y producir individuos resistentes a ciertas enfermedades como la fiebre aftosa, la vaca loca o la gripe aviar.



©La Libertad Portal

Logueate para votar
Facebook icon
Debes estar logueado para poder comentar
Ciencia y tecnología | 12-05-2017

Este código malicioso que afectó al mundo el pasado 12 de mayo, encripta la información: la bloquea para que no se pueda ver....

Ciencia y tecnología | 12-05-2017

El astrofísico Stephen Hawking, predijo recientemente que “la fragilidad de la Tierra requiere una expansión de la raza humana...

Ciencia y tecnología | 04-05-2017

El E-4B, denominado “Doomsday”, es un Boeing 747 modificado y es la sombra del Presidente de los EEUU, Donald Trump cuando se...

Cambiar color del texto
>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>